Clases

Lindy Hop

El Swing no es un baile, es un género musical del Jazz. También es una etapa, entre los años 30 y 40 de la historia social y cultural en los Estados Unidos: La Era del Swing. Si hay un baile protagonista en esa etapa, ese es el Lindy Hop, por eso, a veces simplemente nos refereimos a él como baile “swing”. Actualmente, es el baile en torno al que giran los festivales de música swing por todo el mundo. En cada país, hay festivales, escuelas especializadas, quedadas para bailar, actuaciones…Para conocer un poco mejor su historia, tenemos una sección dedicada: aquí.

Hay algo muy especial que ocurre en una pista de baile, ya sea en un club, en una plaza o en el parque, cuando pides o te piden un baile, y suena música swing. Vas a bailar con alguien que puede que no conozcas de nada, a compartir un lenguaje (algunos códigos implícitos en el jazz, ciertos ritmos básicos y si acaso dos o tres figuras), pero todo lo demás, es improvisación: energía, sentir la música, a la otra persona, aquí nadie lleva a nadie, partís de un rol pero sois dos personas que saben moverse y quieren bailar juntas, formar un equipo. Escuchas, propones, sientes esa sensación única del swing out, das y recibes una gran sonrisa; hay cosas que funcionan, otras no tanto, pero no paras, sigues en sintonía con tu pareja y con la música. Estás bailando el mejor baile del mundo: El Lindy Hop.

Solo Jazz

Solo Jazz, Authentic Vernacular Afroamerican Jazz, o Jazz-steps. El jazz, como baile, agrupa muchos estilos diferentes. Empezó en EEUU antes incluso de que existiese la palabra jazz, como una mezcla de bailes africanos, escoceses, irlandeses e ingleses, al igual que el claqué. Se ramificó dando origen a numerosos bailes de la época pre-swing (algunos los conocemos en pareja, otros como baile individual): Cakewalk, Snake Hips, Suzie-Q, Apache, Blackbottom, Blues, Charleston, Breakaway…Con la evolución de la música jazz evoluciona también el baile, y el Solo Jazz junto con el Claqué inundan todos los especátulos de Vodevil, de Broadway, y más tarde de Hollywood. El Solo Jazz abarca todas esas coreografías de musicales, todos los movimientos y ritmos individuales que se ponen en común para hacer bailes en pareja, como el Charleston, el Lindy Hop, el Blues, o más tarde el Rock N Roll. Más adelante evoluciona hacia el Bebop, Soul, Funky, “Baile Moderno”, Breakdance, House, Street Dance, Shuffle, etc.

En la comunidad swing, se suele enseñar el Solo Jazz centrándose en la época swing. Se enseñan sobretodo ritmos y movimientos propios de coreografías de la época como el Shim Sham, Tranky Doo, Big Apple, Trickeration… Aunque siendo un baile tan amplio, siempre se trabajan aspectos más modernos, ritmos y técnicas de otros bailes, convirtiéndolo en una disciplina muy versátil, que puede abarcar un siglo de danza. Pero hay dos aspectos fundamentales en este baile, al igual que en la música que le da nombre: los ritmos, y la improvisación.

Claqué

El Claqué tiene su origen de la misma forma que el Solo Jazz, de hecho, sería complicado separarlos. Una forma muy simplista de explicarlo, sería decir que al comienzo del S.XX, el Solo Jazz era Claqué sin zapatos especiales. Luego cada cual tomó su rumbo. Ambos beben el uno del otro, y se retroalimentan.
Bailar claqué es una mezcla entre tocar un instrumento –por eso se usan unos zapatos específicos con chapas (taps) metálicas en la suela– y bailar cualquier estilo de baile: Solo Jazz, salsa, ballet, bailes regionales, house, etc…En Mumble Swing, orientamos las clases de claqué hacia la música jazz principalmente, aunque a veces hacemos pequeñas incursiones en otros estilos tambień. Si deseas saber un poco más de la historia del claqué, puedes ver este episodio de B-Side, un programa de cultura swing. (https://www.youtube.com/watch?v=U-jODA98jY8)

Rock N Roll


El Rock N Roll, es un baile que se origina en Estados Unidos, en los años 50, a partir del Lindy Hop. En Europa, en la mayoría de los países se le denomina Boogie Woogie. En Estados Unidos, el Rock N Roll se fue alejando del baile en pareja, hacia el individual, con la aparición de otros sucedáneos como el Bunny Hop, el Stroll, el Madison, y principalmente el Twist. Es en Europa, donde en los años 60-70 se establece como un baile de competición, y se comienza a enseñar académicamente. En competición, se populariza sobretodo el Rock N Roll acrobático, que ha perdido todo su contexto social, aunque más adelante se vuelve a recuperar parte de la esencia del Jitterbug (otro nombre para el Lindy Hop, sobretodo el que llegó a Europa, lejos de su esencia afroamericana) y el Boogie Woogie o Rock and Roll se vuelve un baile con más “footwork” e interacciones entre la pareja (leading-following), que el púramente coreográfico Rock N Roll Acrobático.

A pesar de su herencia no tiene tanto compomente de improvisación como el Lindy Hop, está enfocado más a la competición deportiva y por ello en su aspecto social las interacciónes entre la pareja son ,”quizás”, menos libres, cobrando más importancia la técnica y las figuras que los ritmos y el diálogo con la pareja. Aunque eso depende de cada persona, claro. Aún así, es un baile con tanta fuerza como su música, y muy divertido.

Rellena el formulario si quieres inscribirte en alguna clase